Categoría: Testimonios

Como saber si me puedo realizar una Cirugía Bariátrica

En primer se debe tener en cuenta que la persona que está considerando someterse a una cirugía para bajar de peso también conocida como cirugía Bariátrica, son las personas que ya dieron por vencidas con los otros métodos para adelgazar como lo son: hacer ejercicio, hacer dieta, medicamentos para adelgazar, y llevar un estilo de vida saludable, como última opción debe elegir la cirugía Bariátrica.

operación bypass gástrico

Las personas que han decidido someterse a la cirugía Bariátrica deben tener en cuenta que la intervención conlleva muchos beneficios pero también viene acompañada de riesgos como cualquier intervención quirúrgica, esto puede llegar a generar mucha ansiedad, por lo cual se debe preparar tanto física como mentalmente. Después de todo usted se estará comprometiendo a cambiar su estilo de vida y mantener un peso ideal para llevar una vida más sana y saludable.

Como saber si soy candidato para realizarme una cirugía Bariátrica

  • Tener un índice de masa corporal mayor a 40

  • Tener un índice de masa corporal mayor a 35 y padecer de alguna enfermedad como lo es (hipertensión, diabetes, problemas de reflujo, colesterol, etc.)

  • El índice de masa corporal se calcula dividiendo el peso entre la estatura al cuadrado

  • Tener en 18 y 60 años

  • No poseer ningún alergia o contradicción con la anestesia general

El tipo de cirugía que me puedo realizar

La cirugía adecuada para el paciente es determinada por el médico luego de evaluar, las cirugías previas, antecedentes médicos, así como los resultados de la gastroscopia que el paciente debe realizarse antes de someterse a la cirugía.

Entres las opciones tenemos:

  • Banda gástrica

  • manga gástrica

  • bypass intestinal

¿Cuánto peso perderé?

La pérdida de peso es paulatina. Debido a que en el primer mes se puede perder entre 10kg y 20kg, dependiendo de cada persona pero el peso ideal se logra obtener luego de 1 año después de la cirugía o hasta dos años dependiendo del peso inicial.

La Cirugía Bariátrica y la Pérdida de Peso Pueden Mejorar el Asma

De acuerdo a los resultados de un estudio reciente, la cirugia Bariatrica reduce el riesgo de complicaciones por el asma en pacientes obesos, lo que sugiere la eficacia de la pérdida de peso en la morbilidad del asma. El informe con los resultados del estudio fue publicado recientemente en la revista de Academia Europea de Alergología e Inmunología Clínica.

El asma y la obesidad son problemas de salud pública en muchas partes del mundo. Solo en Estados Unidos se estima que el asma afecta a unos 26 millones de personas, en ese país se conoce que un 35% de los adultos son obesos.

Beneficios de la cirugía bariátrica

Estudios anteriores han demostrado que la obesidad y el desarrollo de asma están estrechamente relacionados, lo mismo sucede con el riesgo de exacerbaciones, y el mayor riesgo de hospitalización por estas complicaciones. Por lo que es un problema en el manejo del asma y en la asistencia sanitaria en general. Sin embargo, poco se sabe sobre el efecto de la reducción de peso en la morbilidad del asma.

Kohei Hasegawa, del Departamento de Medicina de Emergencia en el Hospital General de Massachusetts y sus colegas trataron de examinar si la cirugía bariátrica se asocia con una disminución rápida y sostenida en el riesgo de cuadros de ataque de asma. Para ello, los investigadores llevaron a cabo estudios de series de casos auto-controlados de 2.261 pacientes obesos con asma, de entre 18 a 54 años, y eligieron la cirugía bariátrica como medio para la disminución inmediata de peso.

El primer paso para el estudio consistió en la visita a los pacientes hospitalizados por ataques de asma desde 2005 hasta 2011. Luego, los investigadores compararon el riesgo de sufrir un ataque de asma en un periodo de 13-24 meses antes de la cirugía bariátrica, con el riesgo de 12 meses después de la intervención de cada paciente.

Los resultados revelaron que en los 13 a 24 meses antes de la cirugía, el 22% de los pacientes necesitó por lo menos una hospitalización por exacerbación del asma. En el año antes de la cirugía, el riesgo de una visita u hospitalización persistió después de 24 meses. Sin embargo, a los 12 meses después de la cirugía, el riesgo de una visita u hospitalización por complicaciones y ataques asma disminuyó al 10,9% de los pacientes y se mantuvo en las mismas cifras 24 meses después.

Los investigadores concluyeron que debido a que el beneficio de la cirugía bariátrica podría ser compensado por el costo y los riesgos de las complicaciones quirúrgicas de alta inicial, el hallazgo también hace hincapié en la importancia de los enfoques seguros y eficaces, no quirúrgicos para lograr la pérdida de peso importante, con lo que probablemente se beneficiaría a millones de los pacientes obesos con asma.

Cosas que ningún cirujano te dirá, pero deberías de saber

Uno de los principales problemas de la propaganda referente a cirugías para bajar de peso es que en muchas ocasiones es engañosa, o bueno, sería mejor decir que no es del todo detallada. Aquí en el sitio queremos proveer de información confiable, por ello consideramos que es importante dar a conocer algunos aspectos sobre las cirugías bariátricas que no cualquier cirujano te diría el primer día que lo conozcas, y mucho menos nos dan a conocer a través de su publicidad.

De los requisitos y el “antes” de la cirugía

No cualquier paciente es candidato a una cirugía bariátrica. Dependiendo de tu perfil y antecedentes médicos cada procedimiento puede o no ser el indicado para ti. Además es importante remarcar que la cirugía sólo se recomienda a pacientes con obesidad mórbida. Si quieres conocer más detalles sobre el perfil general te recomendamos esta publicación.

De los riesgos en detalle

Pacientes de cirugía bariátricaLa tasa de morbilidad de la cirugía bariátrica es mínima, sin embargo, existe. Este valor varía mucho en cada población de pacientes e incluso por países o médico, pero el valor ronda del 0.2% al 1%, siendo más elevado el riesgo para pacientes mayores a 65 años.

Lo otro que se tiene que saber son los riesgos de complicación, los cuales no son en porcentajes bajos como uno quisiera. De acuerdo a un estudio publicado en el 2006 (Encionsa, WE) la tasa de infecciones ronda el 6%, hernia incisional (la apertura de la cirugía no logra sanar como debiera) en un 7%, y hasta un 20% de los pacientes llega a padecer de lo que se conoce como síndrome de dumping (del cual hablaré en los próximos días).

De los problemas que vendrán

Después de la cirugía es común que haya caída de pelo y esta suele durar hasta varios meses después de la cirugía. Esto se debe a la reducción en la ingesta de proteínas y carbohidratos, pero toma largo tiempo el cuerpo en adaptarse (en promedio unos 18 meses).

El otro aspecto del cual sí se suele hablar, pero no a gran detalle, es sobre el “cuerpo” que se tendrá después de la cirugía. No, no regresaremos a nuestra bella juventud y de hecho la pérdida de peso es tan rápida que la piel quedará “extendida” y es probable que se requieran cirugías adicionales para reconstruir la piel en brazos, piernas y abdomen.

Debido a los drásticos cambios que tendrá el cuerpo, habrá una baja general en las defensas del cuerpo, la cual dura por varios meses. Atención, en este periodo es muy importante cuidarse y acudir al médico ya que las infecciones pueden complicarse rápidamente.

Lo más importante

Ante todo hay que dejar en claro que este tipo de procedimientos no son cirugías estéticas y mucho menos milagrosas. Se trata de un procedimiento que conlleva riesgos y al cual sólo se debe de someter en caso de que las complicaciones por sobrepeso y obesidad no proveen de otras alternativas.

No debemos anteponer la vanidad a nuestra salud.

 

Fuente:

Encinosa WE, Bernard DM, Chen CC, Steiner CA (2006). “Healthcare utilization and outcomes after bariatric surgery”.