La obesidad en aumento

El estilo de vida de la población ha tenido grandes transformaciones en las últimas décadas. Las jornadas de trabajo se han extendido, los hábitos de alimentación han empeorado, el sedentarismo va en franco aumento entre una larga lista de cambios que tienen las nuevas generaciones. En este contexto de una vida con menos actividad física y una alimentación con mayor proporción de calorías ha llevado a que el sobrepeso y la obesidad sean problemas de salud pública. La obesidad se a instalado en la sociedad y la padecen gran cantidad de personas, con el incremento en el riesgo de padecer múltiples enfermedades entre las que se destacan las cardiovasculares. También hay que tener en cuenta que la obesidad produce cambios a nivel corporal constituyendo un problema estético para muchas personas, especialmente las mujeres. Los aspectos psicológicos en torno a la figura corporal deben ser tenidos en cuenta además de las patologías físicas.

En este contexto de incremento de la obesidad, que se define como un aumento del tejido adiposo (grasa) en el cuerpo, se han intensificado los tratamientos para combatirla. Una educación alimentaria así como planes de alimentación pautados son pilares esenciales que buscan cambiar los hábitos y el relacionamiento que tienen las personas con el alimento. No hay que olvidar que no es un elemento que podamos suprimir de nuestras vidas, debemos seguir alimentándonos para sobrevivir.

Obesidad en aumentoEn muchos casos la obesidad es moderada o severa lo que implica que se deban implementar otras estrategias complementarias además de las dietas para adelgazar. En los últimos años ha ganado terreno el campo de la cirugía bariátrica, que es aquella que busca a través de procedimientos quirúrgicos la disminución del peso corporal de la persona. Existen diversas técnicas de cirugía bariátrica que buscan disminuir la cantidad de alimento y por consiguiente de calorías que ingresan al tubo digestivo de la persona. En general, los distintos procedimientos de cirugía bariátrica buscan disminuir la capacidad de almacenamiento del estómago. Las personas que tienen una gran obesidad el mismo suele tener una gran capacidad de almacenar y digerir alimento, por su distensión progresiva. De esta forma se obliga al cuerpo a consumir las calorías almacenada en la grasa corporal, degradando el tejido adiposo y bajando de peso. No hay que olvidar que el exceso de tejido adiposo en el cuerpo incrementa el riesgo de padecer problemas cardíacos e incluso diabetes. Desde el inicio de la cirugía bariátrica los procedimientos eran más complejos y con mayor número de complicaciones, los avances tecnológicos y diversas investigaciones han aumentado la seguridad y mejorado su evolución. Hay que comprender que la cirugía bariátrica como lo indica su nombre es un procedimiento quirúrgico mayor que implica una anestesia general y sus riesgos asociados además de posibles complicaciones posteriores, por lo que se la reserva para aquellos pacientes que presentan una obesidad severa que no ha respondido a otras alternativas con los tratamientos tradicionales.